Nice Social Bookmark

FacebookTwitterEnviar correo

¿Cómo elegir entrenador personal?

El servicio de entrenador personal ha dejado de ser un lujo, para ser un profesional al alcance de todos aquellos que quieren aprovechar el tiempo que le dedican a la actividad física de la manera más provechosa y sin riesgos para la salud. Los precios ya son muy asequibles (especialmente en las modalidades “a distancia”) y los beneficios son indudables. Saber que todo entrenamiento tiene un sentido lógico, unos objetivos a cumplir y un asesoramiento constante hacen de ésta la mejor inversión que puedes hacer en salud y en rendimiento.

 

 


Al calor de una profesión cada vez más demandada, han surgido una gran cantidad de entrenadores personales ofreciendo sus servicios, por lo que al deportista que busca un profesional que le entrene, le pueden surgir serias dudas de quién es la persona adecuada para él.


Por ello, vamos a dar unas sencillas pautas que puedes seguir para tener el entrenador personal que te mereces:


1. Exige Profesionales en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte:

Solo estos Grados y Licenciaturas te garantizan profesionales formados en la universidad en fundamentos científicos y aplicaciones prácticas. Podrás comprobar si es licenciado consultando en el Colegio Oficial de Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de tu zona.
Por la alta demanda de entrenadores personales, han surgido cientos de cursos impartidos por empresas privadas de dudosa procedencia. Lo que un Licenciado tarda 4 años en aprender, estos cursos lo imparten en pocas horas, ofreciendo un profesional con pocas garantías de tener los conocimientos suficientes.


2. Busca un especialista en tu deporte:

Dentro del mundo de la actividad física y el deporte, hay cientos de especialidades que no siempre puede abarcar un solo licenciado. Por ello, es interesante buscar un licenciado que sea especialista en tu deporte.


3. Valora sus cualidades personales:

Cuando hayas escogido al candidato idóneo, pregúntale, habla con él y valora sus cualidades personales. Es importante que el entrenador personal sea un profesional dispuesto a animarte, estimularte y formarte en cualquier inquietud dentro de su alcance. Un entrenador cercano y accesible favorecerá el proceso de individualización del entrenamiento.


En definitiva, un profesional del entrenamiento personal bien capacitado hará de nuestra actividad física un tiempo bien aprovechado, saludable y con garantías de éxito.