Nice Social Bookmark

FacebookTwitterEnviar correo

Control de entrenamiento y nuevas tecnologías

Una de las diferencias clave entre un deportista que acaba las carreras y uno que las gana es el control de la carga de entrenamiento. Conocer la exigencia exacta de nuestra competición objetivo nos dará una idea de cuánto entrenar y a qué intensidad, pero no llegar o pasarse de esas exigencias solo nos llevará al fracaso. He aquí unos cuantos trucos para llegar en la forma justa al momento exacto.


Para un proceso óptimo de entrenamiento es necesario llevar un control de los volúmenes e intensidades de la carga. Para ello lo mejor es contar con la tecnología, pues ya existen numerosos productos que nos facilitan este control de la carga.

 


Apps para móvil:

La opción más económica para los que no pueden permitirse otros aparatos pero sí tienen un smart phone. Existen cientos de ellas y todas funcionan de manera similar: contabilizan kilómetros, desnivel, ritmo por kilómetro y dejan registrada tu ruta en gps. Desde Supérate hemos probado varias de estas aplicaciones y consideramos Endomondo la más motivante por registrar tus récords en cada deporte y distancia, además de haces resúmenes de las cargas por deporte. Ahora, solo nos falta controlar la intensidad del entrenamiento, para ello no queda otra que hacerse con un pulsómetro.


Pulsómetros:

Con una pequeña inversión nos podemos hacer con un sencillo pulsómetro. Solo nos hace falta que señale las pulsaciones y un cronómetro. La combinación de un app para móvil y un pulsómetro sencillo es la combinación perfecta y más económica para controlar nuestro proceso de entrenamiento.


¿Qué hacemos con estos datos?:

Conociendo nuestras medias de pulsaciones, kilómetros, desniveles y ritmos, podemos crear una hoja de cálculo Excel donde anotaremos todo. Si comparamos las cargas acumuladas durante la semana con la carga que se hará en nuestra competición objetivo, podremos ver si nuestra progresión es correcta o no.


Ahora, ya no tienes excusas, controla tu carga de entrenamiento y ¡Supérate!